El modelo de GSL Classroom se basa en COIL (Collaborative Online International Learning), una metodología de enseñanza y aprendizaje desarrollada por Jon Rubin en la Universidad Estatal de Nueva York (SUNY).

COIL combina las cuatro dimensiones esenciales de la movilidad virtual: es un ejercicio de colaboración entre profesores y estudiantes; hace uso de la tecnología y la interacción en línea; tiene dimensiones internacionales potenciales; y se integra en el proceso de aprendizaje.

Global Classroom está dirigido principalmente a aquellos estudiantes  y profesores a nivel licenciatura que buscan un acercamiento a la interacción en un ambiente internacional. La iniciativa enriquece las estrategias de aprendizaje y tiene el potencial de transformar la clase al ofrecer una experiencia internacional donde los participantes pueden mejorar las habilidades de comunicación intercultural, el pensamiento crítico, la toma de decisiones y habilidades digitales.

La experiencia se incluye dentro de un curso de cada una de las universidades participantes de manera parcial o total y la duración de este puede extenderse durante todo el curso o bien aplicarse en un módulo o tema en específico con una duración mínima de cuatro semanas.

Los docentes tienen la facultad de decidir elementos tales como: el tipo de socio que consideran conveniente para la colaboración, la duración total de la experiencia, el tipo de interacción (sincrónica o asincrónica), el tipo de actividades y la rúbrica de evaluación, entre otros elementos académicos.

Los docentes participantes trabajan de manera conjunta en el diseño de tres actividades principales enfocadas en la interacción entre estudiantes en entornos digitales, el trabajo colaborativo en equipos multiculturales para el cumplimiento de un objetivo común, y la reflexión sobre las diferencias y similitudes con sus pares durante la colaboración.